Qué hacer

Sentar al niño e inclinar la cabeza ligeramente hacia delante.
Si se puede, poner una gasa sobre la herida y hacer compresión unos 10 minutos seguidos.
Si la hemorragia continúa, añadir otra gasa a la que ya está empapada de sangre y seguir realizando presión. Si la hemorragia persiste o la herida es grande, llamar al 112.

Qué no hacer

No realizar enjuagues bucales, ni tomar líquidos ni comida caliente.
No rozar la zona con la lengua aunque la hemorragia bucal se haya detenido.
No aplicar antisépticos bucales sin prescripción médica.