Qué hacer

Realizar compresión directa sobre la herida para controlar y detener la hemorragia.
Si se detiene la hemorragia, se deberá cubrir la herida y trasladar a un centro sanitario.
Si se considera necesario, llamar al 112.

Qué no hacer

No aplicar remedios caseros sobre la herida.
No levantar el apósito (algodón, venda…) para ver si sangra.
No realizar la compresión menos tiempo del necesario.
No mover la zona de sangrado.
No aplicar un “’torniquete” sobre la extremidad.